Resequedad en el cuero cabelludo

 

Siempre nos enseñan a cuidar nuestra piel en general, pero muy poco nos hablan de la necesidad de preservar el cuero cabelludo. La piel del cuero cabelludo cumple funciones sumamente importantes: aporta protección inmunológica, es un aislante térmico y es una barrera física en el cráneo.

Cuidar el cuero cabelludo es casi similar al cuidado de la piel en general. Si hay alguna crema para el cuerpo también habrá un shampoo que ayude a mantener en buen estado el cuero cabelludo.

La idea es no permitir que se reseque, pues los problemas son múltiples. Y en definitiva, el cabello es el más afectado. Recuerda que una melena saludable y hermosa es vital para proyectar una buena apariencia. Para ello es importante que el cuero cabelludo esté en buenas condiciones. Ahí está el secreto.

En este post te enterarás sobre cómo reconocer un cuero cabelludo reseco, sus causas y consecuencias. También como puedes superar y prevenir la resequedad. ¡Comencemos!

¿Cómo reconocer la resequedad en el cuero cabelludo?

Reconocer la resequedad en el cuero cabelludo no es tan complicado. Hay ciertos síntomas que se hacen notar. El funcionamiento del cuerpo humano es sabio hasta en eso.

Comezón

El primer síntoma evidente es la comezón. Comienza una picazón en varias zonas del cuero cabelludo, principalmente en la coronilla (arriba de la cabeza). Si te rascas mucho, tal vez tu cuero cabelludo no anda bien.

Enrojecimiento

La piel del cuero cabelludo se vuelve rojiza e irritable. También adquiere un aspecto sensible. El percance se agrava con la exposición al sol y la aplicación de productos químicos capilares. Se experimenta una leve sensación de dolor.

Caspa

Cuando el cuero cabelludo está reseco, las células muertas se convierten en copos blancos que se esparcen en el cabello o bajan hasta los hombros.

Te aclaramos que la resequedad en el cuero cabelludo no es la principal causa de la caspa. De acuerdo a los últimos estudios médicos, la caspa es originada por un hongo que se alimenta del exceso de sebo, producido por las glándulas sebáceas alteradas en la cabeza.

La resequedad en el cuero cabelludo obviamente agrava la situación, porque no permite que el cabello se recupere desde la raíz.

Cabello maltrecho

Puntas quebradizas, hebras opacas, sin brillo, y mechones rebeldes, sin volumen ni proporción. Estas características son las más comunes de la resequedad en el cuero cabelludo.

En estos casos, lo mejor es usar un tratamiento 100% natural. Preferiblemente un shampoo y una loción, ambos con la capacidad de sanar el cuero cabelludo, y también revitalizar las puntas.

La casa FERRANN elaboró un tratamiento 100% natural, conocido por su eficacia. Dale click aquí y verás que tu melena puede ser tan encantadora como tú .

Resequedad en el cuero cabelludo

Resequedad en el cuero cabelludo: causas y factores externos

Diversas son las causas de un cuero cabelludo reseco. Ten presente que el cabello es un órgano vivo, lleno de vida. Y que el cuero cabelludo forma parte del tallo capilar, la base de donde surgen hebras en buen estado, y sin problemas.

A continuación algunas de las causas más conocidas de la resequedad en el cuero cabelludo.

1.)Cambio hormonal

Las hormonas de nuestro cuerpo, a veces, causan estragos en nuestros órganos vitales. El cabello no es la salvedad. Cuando sufrimos un cambio hormonal, por naturaleza el cabello es el primer afectado.

El cambio hormonal puede darse por distintas razones. Puede ser estrés físico o emocional, post parto, algún tratamiento médico; o el comienzo del periodo regular de la menstruación.

2.) Edad

El tiempo nunca pasa en vano en nuestro cuerpo, y mucho menos en el cabello. Así como nuestra piel puede perder vitalidad, el cuero cabelludo necesita de mucho más cuidado. Eso implica lavados adecuados y masajes breves con acondicionadores naturales.

3.) Herencia genética

Sin saberlo, la herencia genética nos puede sorprender en la fortaleza o no del cuero cabelludo. Igual como se hereda el color de piel y los ojos, de la misma forma el cuero cabelludo puede ser un pedacito de nuestros antepasados.

Para zanjar dudas y aclarar si tienes o no un cuero cabelludo delicado o fuerte, puedes hacerte un examen médico. Eso sí, procura por favor que sea bajo estricta vigilancia de tu dermatólogo de confianza.

4.) Procesos cutáneos

Hay casos en que la resequedad en el cuero cabelludo puede deberse a procesos cutáneos como la dermatitis o psoriasis. Con un buen chequeo médico se puede despejar ambas posibilidades.

Factores externos que inciden en la resequedad capilar

Algunos factores externos también pueden incidir en la causa de la resequedad capilar. He aquí algunos:

Exceso de tratamientos químicos

Teñirse las hebras para cambiar de look, de vez en cuando, no está mal. Pero cuando los tratamientos químicos se aplican con mucha frecuencia, la consecuencia más próxima es la resequedad del cuero cabelludo.

Recuerda que todo exceso es malo. Eso incluye el uso exagerado de planchas y secadores. Ambos pueden ser una buena herramienta para darle forma al cabello, y lucirse en una ocasión especial. Eso es permitido, pero con moderación.

De lo contrario, el cuero cabelludo se resentirá y el cabello se convertirá en un problema, y no en tu arma de seducción.

Resequedad en el cuero cabelludo

Alimentación

Comer bien es sinónimo de lucir una cabellera de envidia. Si cumples con una alimentación baja en nutrientes y vitaminas, tu cabello será el mayor reflejo de tus malos hábitos alimenticios.

A la hora de comer piensa en la importancia de incluir en tu régimen alimentario verduras, hortalizas y frutas. Los cereales, las carnes, y los frutos secos son alimentos que no pueden faltar en tu mesa.

Come sano, come bien, tu cuerpo lo necesita, y tu cabello te lo agradecerá.

Contaminación ambiental

El proceso en el cuero cabelludo de resequedad funciona de la siguiente forma: el cuero cabelludo pierde humedad, lo cual debilita su capa protectora. Cuando esto ocurre, las toxinas y las impurezas ambientales se adhieren con facilidad en el cuero cabelludo.

Cuando hay impurezas ocurre una microinflamación del cuero cabelludo, que da paso a la picazón, el enrojecimiento y la tensión en la estructura capilar. Lo mejor es mantener el cuero cabelludo bien humectado.

Un mal tratamiento

Sucede más de lo que se conoce. Se trata de la aplicación de un producto, cuyo ingredientes contienen agentes químicos nocivos que afectan la estructura capilar. Son esas malas experiencias que deseamos que jamás hayan pasado por nuestras melenas.

Por una información errónea o por publicidad engañosa, nos prometieron que nuestro cabello sería un espectáculo. Sin embargo, el cabello quedó peor que al principio. Por esa razón es clave estar bien informada de lo que vamos a aplicar en nuestra melena.

La información es poder, es poder ganar mayor calidad de vida, es el poder ser bella sin despeinarse en el camino de la vida. Es que tu cabello sea la máxima expresión de ti.

Mucho lavado, muchos problemas

Lavarse el cabello en exceso perjudica tu cuero cabelludo. Los ingredientes del shampoo en constante interacción con el cuero cabelludo, no le permite actuar con libertad.

Cuando lavas tu cabeza una o tres (máximo) veces a la semana, tu cabello se limpia, se libera de impurezas. En este proceso tu cuero cabelludo se oxigena y los folículos pilosos se descogestionan. También las glándulas sebáceas producen el sebo necesario para humectar tus hebras. Todo marcha a tono.

Si lo lavas en exceso, puedes restarle el sebo que necesita tu melena. Si eso sucede, el cabello se reseca, y las glándulas productoras de sebo prenden sus alarmas. Acto seguido hay sobreproducción de grasa natural que atrofia el trabajo de los folículos pilosos y altera todo el proceso.

Con el exceso de grasa, se crean las condiciones propicias para hongos, causantes de la caspa y otras enfermedades capilares. Es un problema tras otro. Lavarse el cabello en exceso no es nada aconsejable.

La única salvedad es que sufras de cabello extra grasoso, y tu dermatólogo te recetó usar un tratamiento especial que implica lavarse a diario el cabello. Aún así, seguramente tendrás que cumplirlo por un tiempo determinado, y no es para siempre.

¿Qué hacer? ¿Cómo se remedia este mal trance?

En el mercado existen muchas alternativas para prevenir o combatir la resequedad en el pelo. Una de ellas son los remedios caseros.

Los puedes hacer en casa con ingredientes al alcance de tu mano. Los más famosos son la sábila, el aceite de oliva, el aguacate, el bicarbonato de sodio o miel.

Otra opción es usar un tratamiento especial, hecho con ingredientes 100% naturales. El más buscado y comentado en las redes sociales se llama Super Regen Total. Se trata de un shampoo que sana el cuero cabelludo y revitaliza las puntas, en las primeras semanas de uso.

Además el tratamiento además incluye una loción denominada Super Regen. Se usan en las noches antes de dormir o previo a una salida importante. Viene en formato de espray, el envase es práctico, lo puedes llevar en tu bolsa. Con ocho pulverizaciones mediante el espray, te despedirás de un cabello seco y sin brillo.

Para saber más puedes escribir al correo hello@ferrann.com y serán contestadas todas tus inquietudes. ¡Te esperamos!

Resequedad en el cuero cabelludo

Originally posted 2017-12-27 08:00:00.

Leave a Comment





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.