Orzuela

Un problema recurrente

Orzuela

El cabello constituye una de las partes de nuestro organismo más visibles y no sorprende que su cuidado y buen aspecto se lleven una parte nada desdeñable de nuestro tiempo. Con todo, pese a que pueda parecer una parte poco sensible de nuestro cuerpo, no es ajena a una serie de patologías que pueden modificar notablemente su consistencia y apariencia. La orzuela es uno de los problemas más habituales y visibles, abriendo notablemente las puntas del cabello sin que ningún peine o producto capilar pueda evitarlas. Aparentemente. A continuación, analizamos las claves para curar orzuela.

¿Qué es la orzuela y cómo se origina?

Orzuela

Un concepto diverso pero fácilmente identificable

Orzuela

Aunque las definiciones varían sensiblemente en función de cada caso y de cada especialista, la orzuela es un síntoma claro del debilitamiento del cabello. Consiste en una apertura considerable de las puntas del cabello, ocasionando un perceptible impacto estético. Muchas mujeres padecen esta anomalía con relativa frecuencia, no existiendo un único motivo que explique su origen. De hecho, en muchos casos las afectadas ni siquiera son conscientes de que están sufriendo ese trastorno hasta que se hace muy evidente. Por supuesto, cuando las puntas se arquean por completo, comienzan las dudas sobre cómo quitar orzuela.

Así surge la orzuela

Orzuela

Las causas de las orzuelas son múltiples pero, esencialmente, pueden resumirse en factores exógenos y endógenos. Los primeros son los más importantes, destacando la incidencia de la temperatura, la exposición prolongada al sol o a contextos climáticos extremos y el contacto directo con sustancias químicas como el cloro. En este sentido, determinados productos de belleza (lacas, geles...) pueden motivar igualmente la aparición de orzuelas. Tampoco puede olvidarse el uso abusivo de planchas, peines y demás artículos utilizados para el alisado del cabello. Entre los condicionantes de carácter interno, la alimentación es, de lejos, el elemento más influyente.

Los hábitos más perjudiciales

Orzuela

Enlazando con lo anterior, existen una serie de hábitos poco recomendables que pueden motivar la aparición de orzuelas. El cepillado del pelo cuando este está totalmente mojado o hacerlo con gran fuerza es totalmente desaconsejable. También lo es no guardar unas pautas mínimas de higiene, esto es, no lavar el cabello con cierta frecuencia. En este sentido, es conveniente desechar determinadas teorías sobre la supuesta mayor longevidad del pelo que no se lava con champú. De igual manera, el exceso de lavados también puede llegar a ser contraproducente, en tanto contribuye al debilitamiento del pelo. Otro hábito que puede provocar la aparición de orzuelas es rizar o enroscar las puntas del cabello con los dedos. Se trata de un gesto que muchas personas realizan sin darse cuenta y que ayuda a que las puntas acaben abriéndose.

Construyendo un tratamiento orzuela

¿Cómo se planifica un tratamiento orzuela?

Orzuela

En este punto no cabe duda alguna: es necesaria la opinión de un especialista. O, dicho de otro modo, dejarse guiar por los consejos de los médicos y demás profesionales que atesoran una gran experiencia en el cuidado orzuela. En este espacio, por ejemplo, es posible leer la opinión de expertos en la materia, toda una garantía para el cuidado orzuela. Evidentemente, la manera más drástica de cortar el problema y quitar orzuela es precisamente esa, cortar las puntas afectadas. Sin llegar a tal extremo, seguir determinadas pautas puede ayudar a revertir este defecto.

Las mascarillas

Orzuela

La mascarilla es uno de los tratamientos más habituales para el cuidado del cabello y también ayuda a quitar orzuela. La mascarilla de papaya y yogur es un remedio 100% natural que suele cosechar buenos resultados en la mayoría de casos. Las propiedades de ambos ingredientes permiten curar orzuela al fortalecer el cabello. Las puntas ganan en suavidad y la orzuela puede acabar desapareciendo casi por completo, siendo un proceso, además, bastante rápido. El modo de preparación es muy sencillo. Basta con introducir los alimentos señalados en un bol (el jugo licuado de una única papaya y un yogur natural). Acto seguido, se realiza una mezcla batiendo ambos productos y se deja espesar durante pocos minutos. Su aplicación es igualmente fácil, puesto que únicamente hay que untar el cabello (no solo la orzuela) y ponerse un gorro de baño. Por norma general, treinta minutos deberían ser suficientes para curar orzuela.

Miel, un producto sorprendente

Orzuela

De igual manera que la miel contribuye a suavizar nuestra garganta cuando se combina con leche o una infusión caliente, también alisa el cabello. Pero esta no es la única propiedad destacada de la miel. En el tratamiento orzuela, la miel hidrata y nutre el cabello. Por decirlo de otra manera, rejuvenece el pelo para que recupere su estructura original, alisando ligeramente las puntas. No es el remedio más efectivo pero apenas requiere preparación previa y puede resolver los casos menos graves. Solamente hay que mezclar la miel con algunas verduras y aplicar la sustancia resultante como si de una mascarilla se tratase. Otro modo de preparación pasa por depositar algo de miel en un envase vacío durante un par de horas y utilizarla posteriormente sin ningún ingrediente más. En este caso, actuaría como acondicionador para el cuidado orzuela.

Los aceites para la piel, aliados inesperados

Orzuela

Si las mascarillas y los acondicionadores naturales son de gran utilidad, los aceites no se quedan atrás. Por ejemplo, el aceite de jojoba, comúnmente utilizado para hidratar la piel, es muy efectivo para combatir la orzuela. No alisa por completo las puntas pero sí reduce en gran medida los antiestéticos flecos. Para lograrlo, hay que aplicar el aceite directamente sobre las puntas durante veinte minutos. Es un tratamiento regular que requiere de su aplicación un día a la semana durante algún tiempo. Como no es muy agresivo, si se utiliza durante muchas semanas no daña el pelo de ningún modo. Otro tipo de aceite para abordar este problema es el de coco. Al igual que el anterior, su aplicación dermatológica está muy extendida pero no es la única posible. No solo combate las orzuelas, también dota de mayor brillantez al cabello y lo nutre. Como el de jojoba, este aceite no necesita ser mezclado con ningún otro ingrediente.

La eficacia del aceite de oliva

Orzuela

Los dos aceites anteriores sorprenden por sus aplicaciones en cualquier tratamiento orzuela a pesar de no ser esta si principal utilidad. Más impactante todavía resulta el caso del aceite de oliva, un alimento en toda regla también para el cabello. A diferencia del resto de aceites comentados, el de oliva sí debe mezclarse con un aguacate con anterioridad a su aplicación. Tomando un bol o cuenco, se introducen dos cucharadas de este aceite y medio aguacate debidamente pelado. A continuación, se va removiendo la mezcla hasta que esta sea lo más uniforme posible en cuanto a color y textura. Cual si de mascarilla se tratara, el producto se aplica directamente sobre el cabello, que se cubre con un gorro de baño. Quince minutos después, solo hay que retirar la mezcla con agua. Opcionalmente, los efectos de esta mascarilla pueden ampliarse utilizando un acondicionador natural tras su retirada.

Una combinación nutritiva en todos los sentidos

Orzuela

Para cerrar este apartado, traemos a colación otra mezcla aparentemente inverosímil: aceite de oliva, azúcar, leche y huevo. Efectivamente, se trata de combinar las propiedades de los cuatro alimentos para que el cabello recupere la suavidad y ductilidad original tras quitar orzuela. Para su preparación se añade una cucharada de cada uno de los ingredientes comentados (salvo el huevo, que se incluye en su totalidad). Una vez realizada la mezcla, conviene dejarla reposar durante un cuarto de hora aproximadamente. Paralelamente, tras su aplicación sobre el cabello también hay que esperar quince minutos antes de retirar la combinación. Como consejo adicional para este y otros trucos naturales, es posible que haya que modificar las proporciones de cada ingrediente en función de la longitud del cabello.

Una ayuda que nunca viene mal

Orzuela

Los remedios naturales son la opción más accesible y popular porque apenas presentan efectos secundarios y se preparan con relativa facilidad. Precisamente por ello, nunca está de más combinar los efectos de estas curas tradicionales con los de productos específicamente desarrollados para combatir las orzuelas. Ni que decir tiene que estas soluciones han sido testadas para garantizar que no dañen el cabello y respondan ante las situaciones más diversas y complejas. Desde luego, nunca viene mal una ayuda profesional.

La prevención, la mejor manera de combatir la orzuela

Orzuela

Cambio de hábitos

Evidentemente, la mejor manera de curar orzuela es evitar que esta se produzca, algo mucho más sencillo de lo que podría pensarse. Tal y como ya se ha destacado en el primer apartado, entre las causas más habituales de esta malformación del cabello hay varias que corresponden a malos hábitos personales. Por consiguiente, modificar estas rutinas es la primera obligación para acabar con el problema. Por ejemplo, retirar los productos químicos más agresivos es un paso indispensable (todo lo que contenga alcohol debería evitarse).

Orzuela

Si se tiene cualquier duda sobre qué sustancias resultan más dañinas para el pelo es aconsejable interesarse por la opinión de un profesional. Lo mismo puede decirse del cepillado excesivamente vigoroso, una práctica habitual cuando el pelo está encrespado o se dispone de poco tiempo para alisarlo con suavidad. Es mejor dejar las prisas aparcadas para prevenir los trastornos que siempre trae la orzuela. Por cierto, aunque el agua caliente pueda resultar sumamente placentera y relajante para la usuaria, el cabello agradece mucho más que sea tibia o incluso fría.

Actuar ante el primer indicio

Orzuela

Como en cualquier enfermedad, la rapidez de la primera respuesta es clave para neutralizar el problema de manera menos traumática. Cuando se aprecie que las puntas comienzan a abrirse, no hace ningún daño empezar a aplicar alguno de los remedios señalados (o alguno de los productos específicos). Las mascarillas y demás tratamientos especializados son más eficaces si se utilizan en los primeros compases de la orzuela. Por otro lado, realizar una breve tarea de despuntado del pelo con periodicidad mensual es una de las técnicas de prevención más recomendables. El margen para que aparezca esta anomalía será mínimo y siempre podrá revertirse con mayor facilidad.

Los mejores aliados

Orzuela

Cada mujer puede hacer mucho para evitar que su cabello sufra los efectos de los malos hábitos pero existen factores que escapan a su control. En consecuencia, la utilización de protectores solares capilares y demás productos preventivos es algo a considerar. Existe un amplio abanico de referencias y todos los tipos de cabello cuentan con algún producto que encaja perfectamente con ellos. La misma lógica se aplica en la elección de los artículos más comunes, como champús y acondicionadores. Muchas veces, las usuarias utilizan productos poco aconsejables sin ser conscientes de ello. Afortunadamente, existen líneas especiales que no incluyen alcohol y otras sustancias perjudiciales. Solo hay que buscarlas y comprobar sus propiedades.

Originally posted 2017-06-26 08:00:19.

Leave a Comment





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.