lavar el cabello

Errores al lavar el cabello

Un buen lavado del cabello es clave para que luzcas una melena sana y hermosa. De eso no hay duda. Pero aunque mantener limpia la cabellera parece una labor sencilla de cumplir, un reciente estudio científico determinó que más del 60% de las mujeres no usamos las técnicas ni los métodos correctos al momento de lavar el cabello.
Por esta razón son cada vez más las mujeres que se preocupan por revisar qué rutinas de lavado cumplen y así evitar consecuencias lamentables que afecten su estructura capilar.

En este post te mostraremos los errores más frecuentes al lavar el cabello para que los chequees uno y a uno y precises si estás brindándole un buen cuidado a tu melena.

Exceso de lavado

lavar el cabello

Existe la idea generalizada de que mientras más te laves el cabello al día, más limpio y fuerte se mantendrán tus hebras capilares. La mala noticia es que esa creencia es falsa. De hecho, los expertos estilistas alertan que el lavado de cabello más de dos veces al día perjudica el aceite natural que dispensa tu cuero cabelludo, un proceso natural de tu cuerpo que mantiene sano y en movimiento tu cabellera.

Es cierto que algunas mujeres se lo lavan muchas veces al día porque les desagrada sentir que su cabello está grasoso, y además asocian el aceite natural del cuero cabelludo con falta de higiene y aseo personal.

Sin embargo, lo más saludable es que te laves el cabello con intervalos entre uno y tres días. Si te molesta lo grasoso que puede verse, puedes usar productos que regulen tu grasa capilar y renovarlo con un secador hasta que te toque lavarlo nuevamente.

¡Pero recuerda!: Si te lo lavas muchas veces al día, tiende a resecarse, propicia el frizz y la caída del cabello.

Lavarlo con agua caliente

lavar el cabello

Es uno de los errores más comunes. Estás acostumbrada a ducharte con agua caliente, porque te relaja después de un día lleno de estrés y tensiones. Además sientes que ayuda mucho a la limpieza de todo tu cuerpo. Pero aunque te guste mucho, esa práctica es contraindicada para el cuidado de cabello.

El agua caliente abre mucho las cutículas, produce la rotura de las fibras capilares y es la causa que tu pelo se note luego seco y dañado. ¿Qué hacer? Si no te gusta bañarte con agua fría, tienes la opción de ducharte con agua tibia, así lo recomiendan los expertos en tratamientos de cabello.

Si por algún motivo ineludible debes usar agua caliente en el lavado del cabello, puedes hacerlo como una excepción. Pero te recomiendo que después de la ducha caliente, viertas sobre tu cabello un aclarado de agua fría para cerrar tus cutículas. Notarás que tu cabello quedará brilloso.

Después de la ducha, algunas mujeres, además del agua fría, mojan su cabello con agua mezclada con una taza de vinagre de sidra. Se trata de uno de los tratamientos para el cabello que cada vez cobra auge porque el vinagre actúa como exfoliante que previene la caspa y mantiene sano tu pelo.

Lavar con mucha fuerza

lavar el cabello

Así como algunas solemos cometer el error de lavarnos el cabello en exceso durante el día, también es una costumbre que al lavar el cabello apliquemos mucha fuerza con nuestras manos cuando frotamos los productos de limpieza capilar en nuestro cuero cabelludo.

A veces también restregamos las puntas con mucha fuerza.Eso a larga facilita el quiebre de las hebras y altera el cuidado del cabello que tanto nos esmeramos en mantener.

Lo aconsejable es que laves con moderación y delicadeza, y lo hagas usando de forma uniforme la espuma de tu champú por todo el cabello, y no en una zona focalizada.

Mal lavado

lavar el cabello

Sin darnos cuenta, desde pequeñas aprendemos una forma de lavado de cabello que mantenemos a lo largo de nuestro crecimiento como ser humano. Incluso, ya nos parece una acción normal en el lavado de cabello hacer movimientos circulares con nuestras manos por toda la cabeza, pero desconocemos que estamos haciéndolo mal.

La mayoría de los expertos en tratamientos de cabello coinciden que la mejor manera de lavar el cabello es usar el champú desde lo alto de tu cabeza y expandir la espuma- con énfasis en el cuero cabelludo- hacia el resto de todo tu pelo. Hazlo serena, con delicadeza y sin apuros.

Luego aplícate tratamientos de cabello para acondicionarlo con mucha suavidad desde la nunca hasta las puntas, sin tocarte las raíces. No es necesario movimientos bruscos en el cuero cabelludo. Puedes dejártelo unos segundos para que el producto haga bien su trabajo.

Para cabelleras muy largas, aplica el acondicionador desde la mitad hasta las puntas. Cuando termines, saca el producto con abundante agua hasta que sientas que no tienes espuma en cabello.

No usar acondicionador

lavar el cabello

En ocasiones no usas el acondicionador porque sientes que con el champú es suficiente para mantener el cuidado del cabello. La ideal es que debes usar el acondicionador cada vez decidir lavar el cabello, porque ayuda a darle suavidad a tus puntas; y además le proporciona brillo y fortaleza capilar.

Los acondicionadores fabricados por las más prestigiosas casas de belleza incluyen en sus productos una fina película protectora, que le proporciona a tu cabello los nutrientes necesarios para que luzca sano.

Ten en cuenta que cuando usas acondicionador evitas arrancarte más pelo de lo necesario al momento de cepillarte, luego de lavarlo o secarlo. Alguna publicidad mal intencionada ha intentado hacer creer que usar el acondicionador causa caspa. Con el tiempo, se ha demostrado que lo que te podría causar caspa es precisamente no usar el acondicionador.

Así que no lo dudes más. Usa el acondicionador al lavar tu cabello. ¡Tu pelo te lo agradecerá!

La cantidad y variedad del shampoo

lavar el cabello

Sin duda, uno de los errores al lavar el cabello es la cantidad y variedad en el uso del shampoo. En este renglón las opiniones están divididas. En una encuesta, realizada por un laboratorio de productos de belleza, algunas mujeres dijeron que durante el lavado del cabello usan el mismo shampoo. Su argumento fue que el pH del cuero cabelludo se "acostumbra", por lo que consideran que un cambio de producto puede ser dañino.

Otras, en cambio, se inclinan por el uso de diversos productos cada tres semanas. Al ser consultadas en la encuesta, afirmaron que usar el mismo producto por mucho tiempo causa irritación y desequilibrio en el cabello. Por eso dicen que prefieren quedarse con lo que "funciona".

¿Cuál es la verdad, a quién le hago caso?

lavar el cabello

La respuesta la tiene cada una de las mujeres que se esfuerzan en el cuidado de su cabello. Tú conoces tu cabello, él te envía señales de sus características: cómo se comporta con el frío, calor; con exceso del secador o cuando sus puntas están fuertes y débiles.

El consejo más sabio, divulgado por el mismo laboratorio que encargó la polémica encuesta, es que elijas un producto que responda a las necesidades de tu pelo, de forma efectiva. Hay diversos tipos de shampoo para todos. Busca el mejor para tu cabello. Los hay con fórmulas especiales para pelos secos,largos, cortos, muy grasosos, teñidos o con mucho o poco volumen.

Los expertos en el área sugieren que si consigues un producto cuyo uso revitalice tu cabello, lo mantengas y no lo dejes por intentar experimentar con otros.

Lo que sí es invariable es la cantidad de shampoo que debe usar, sobre todo, para evitar a futuro la caída del cabello. Si lo tienes corto o mediano, usa la cantidad equivalente a una avellana. Si por el contrario, tienes una hermosa melena larga procura que la cantidad de shampoo sea del tamaño de una nuez.

Restos del shampoo no retirado

lavar el cabello

Es un error que pasa desapercibido, sobre todo, si estamos seguras que utilizamos abundante agua durante la ducha. Sin notarlo, ocurre que sales del baño con residuos que no ayudan al cuidado del cabello.

Al secarse el pelo esos residuos maltratan el cuero cabelludo. Para no cometer más ese error, asegúrate que todos los productos que usaste para el cuidado del cabello en la ducha sean retirados completamente al lavar el cabello. No solamente es necesario usar mucha agua, también puedes ayudar a tu cuero cabelludo dándote masajes con las yemas de tus dedos.

Una señal clara -que te indica que los residuos ya no están en tu pelo- es cuando tus puntas rechinan. Si escuchas ese particular sonido, felicidades, lo hiciste bien.

Desenredarlo bajo la ducha

lavar el cabello

Bajo la ducha, solemos hacer más que bañarnos. Con el agua que cae sobre nuestro pelo, muchas veces contribuimos a la caída del cabello, pese a que invirtamos dinero en tratamientos para cabello.

La práctica se hace recurrente: con el pelo empapado empezamos a estirarlo con nuestras manos, seguras que solamente lo estamos desenredando. Estos tirones, bajo la ducha y también fuera de ella, rompen el cabello y tienden a desprenderlo de su raíz con facilidad.

Debes tomar en cuenta que el cabello humedecido se torna muy sensible, así que trátalo bien. Incluso, después del lavado, tampoco te amarres un nudo fuerte con una toalla en la cabeza. Recuerda que tu cabello está sensible y esa práctica puede afectar las puntas.

Lo mejor es te lo seques por zonas y sin frotar las punta.

lavar el cabello

Si tu deseo es desenredar tu cabello, hazlo antes de meterte bajo la ducha. Algunos expertos en el cuidado del cabello recomiendan que antes de mojarlo, puedes cepillarte las puntas. También puedes aplicarte unas horas antes aceite de almendras para facilitar el desenredado. Así evitas desenredarlo bajo la ducha y sufrir de caída del cabello.

Muchos productos

lavar el cabello

Algunas mujeres consideran que usar muchos productos en la ducha es determinante en el cuidado del cabello. También creen que este tipo de hábitos evita la caída del cabello.

Expertos recomiendan no excederse con la utilización de los productos, porque lejos de mejorar la salud de tu cabello puede perjudicarlo. Un ejemplo de esto es el uso en demasía de los baños crema, mascarillas o grandes cantidades de acondicionador, bajo la creencia de que el pelo se volverá más suave si recibe muchos productos al mismo tiempo durante una ducha.

Los excesos siempre son nocivos. Y aunque lo hagamos sin mala intención, no ayudamos al cabello a crecer y a mantenerlo con fuerza y brillo. Al contrario, se vuelven un elemento en contra de nuestra belleza femenina.

Los últimos estudios sobre cuidado del cabello indican que en el caso de los baños de crema, deben ser usados una sola vez a la semana. Recuerda que tu cabello tiene un proceso capilar natural, que hay que respetar.

Masajear con las uñas

lavar el cabello

Cuando cae el agua sobre nuestra cabellera muchas solemos cometer un error fatal: restregamos en el centro de la cabeza con las uñas. Algunas han confesado que este masaje al cuero cabelludo con las uñas se realiza más por placer que por cuidado del cabello.

Pero aunque resulte muy placentero, el masaje capilar puedes recibirlo antes o después de la ducha. No permitas que tu cabello sea maltratado. Las uñas dañan la estructura capilar y deforman las puntas. Sé gentil con tu cabello: cuando lo laves puedes masajearlo con tus dedos.

Lavarlo con jabón

lavar el cabello

Está en desuso, pero hay unos pocos que no dejan de hacerlo sin prever las consecuencias. Una tendencia que atenta contra el cuidado del cabello es usar jabón durante el baño. No solamente es dañino, sino que puede producir alteraciones graves en el Ph de tu cuero cabelludo.

La razón es que las fórmulas con las cuales se hacen los jabones para la piel del cuerpo, no son los más eficaces para el cuidado del cabello. Cada producto tiene una finalidad distinta.

Claro que hay excepciones que difícilmente se convierten en la norma o en el último grito de moda. Se trata de mujeres que lavan su cabello con jabones meramente medicinales, la mayoría de las veces recetados bajo la supervisión de un dermatólogo o de un médico especialista en tratamiento capilar.

Usar los mejores productos

lavar el cabello

Uno de los errores al lavar el cabello es no usar los mejores productos que merece un pelo sano y brilloso. No dejes que tu melena sea maltratada con productos que no garantizan su bienestar.

Tu cabello es único, y es parte fundamental en la proyección de tu belleza femenina.Un cabello bien cuidado es símbolo de alta valoración de ti misma como persona. Así que no escatimes en usar lo mejor para que luzcas una melena fuerte y controlada. La casa Ferrann tiene disponible un atractivo catálogo para cuidar tu cabello con lo mejor del mercado.

Uno de sus productos más buscados es el Super Regen Shampoo, elaborado con fórmulas especiales para evitar la caída del cabello. Este shampoo tiene la virtud de hacer crecer la melena fuerte y sana. Los expertos lo recomiendan en el lavado del cabello.

Otro de los productos de la casa Ferrann más demandados es el Super Regen Total. Elaborado tras una intensa de investigación, este producto funciona como un regenerador intensivo, a base de agua mineralizada, vinagre de manzana y ácidos Oleico, Palmítico yido Linoléico.

lavar el cabello

Adquiere lo mejor para tu pelo y muestra una melena de infarto que robe miradas y te haga sentir hermosa en todo momento.¡No pierdas la oportunidad!