Caída del cabello: Lo que es normal y a lo que debes prestar atención

caída del cabello

¿Qué es la alopecia?

La alopecia es una caída del cabello anormal o patológica que puede conducir a la calvicie total o parcial. Es importante tener claro que la caída del cabello forma parte del ciclo de vida del pelo y, por tanto, el hecho en sí de que este caiga es algo totalmente normal. De hecho, la mayor parte de la población, tanto hombres como mujeres, pierde entre 50 y 100 cabellos al día, o incluso hasta 250 cuando se lava el pelo.

Sin embargo, solo se puede hablar de alopecia cuando la caída del cabello es muy abundante y continuada, muy por encima de los valores mencionados.

Algunos hechos muy evidente, como encontrar mucho pelo sobre la almohada por la mañana o dejar una gran cantidad de cabellos en el peine o el cepillo son algunas de las primeras señales de que pueden estar apareciendo problemas de caída del pelo.

La calvicie, tradicionalmente considerada como un problema masculino, afecta tanto a hombres como a mujeres y tiene una gran repercusión social y psicológica para quien la padece. Por ello, el cuidado del cabello y la aplicación de un tratamiento del cabello pueden resultar de gran ayuda para prevenir la caída del cabello y/o para minimizar sus efectos.

El ciclo de vida del pelo

Para poder entender el porqué de la caída del cabello, resulta muy interesante entender el ciclo de vida de un cabello.

Este se estructura en tres fases que son cíclicas:

  • 1.Fase anágeno: es la fase de crecimiento propiamente dicha y dura entre 2 y 6 años.
  • 2.Fase catágeno: es la fase de reposo y tiene una duración media de 20 días.
  • 3.Fase teológeno: es el período de caída y dura unos 3 meses.

Cada uno de los cabellos crece en su propio folículo piloso y todos son independientes entre sí. Esto hace que cada uno de los pelos que se encuentran en el cuero cabelludo esté en su propia fase del ciclo.

Debido a la diferente duración de las diferentes fases, la mayor parte de los cabellos, hasta un 85%, estará en la fase anágeno y solo un 14% aproximadamente estará en la fase telógeno o de caída.

De acuerdo a este proceso y a estas cifras, si tenemos en cuenta que el cuero cabelludo está formado por una media de 150 000 cabellos, una caída media diaria de menos de 200 cabellos se correspondería con el proceso natural del ciclo de crecimiento del pelo.

caída del cabello

Tipos de alopecia

La alopecia se puede clasificar en dos grandes grupos:

- Cicatricial:

Se caracteriza por la destrucción del folículo piloso, con lo que el ciclo de crecimiento del pelo queda destruido y, por tanto, es irreversible. Es la menos frecuente.

En este grupo se incluyen cinco subgrupos, de acuerdo a su origen:

  • 1- Por enfermedades hereditarias.
  • 2- Por enfermedades infecciosas.
  • 3-Por enfermedades tumorales.
  • 4- Por dermatosis.
  • 5- Por otros síndromes clínicos.

caída del cabello

- No cicatricial:

Se caracteriza porque el folículo piloso no está afectado, con lo que es posible recuperar el ciclo de crecimiento del pelo y, por tanto, es potencialmente reversible.

En este grupo se incluyen los siguientes subgrupos:

  • Androgénica, también conocida como calvicie común, que es la más frecuente.
  • Traumática, que se produce por someter al pelo a tensiones excesivas.
  • Areata, que se reconoce fácilmente porque el cabello cae formando parches redondeados de diferente tamaño.
  • Difusa, que se caracteriza por una disminución notable de la densidad de pelo en todo el cuero cabelludo.
  • Síndromes hereditarios.
  • Enfermedades sistémicas.
  • Consumo de algunas drogas o tratamientos con ciertos fármacos

caída del cabello

Causas más comunes de la alopecia no cicatricial

Cuando no tiene lugar la destrucción del folículo piloso, como ocurre en la calvicie no cicatricial, la buena noticia es que la calvez puede ser reversible. Con ello, el adecuado cuidado del cabello es siempre importante y también la aplicación correcta de un tratamiento para el pelo, si es necesario.

La causa más frecuente de la caída del pelo responde a causas genéticas, pero además existen otras razones que es preciso tener en cuenta:

- Llevar el pelo muy apretado

En coletas o moños de forma reiterada: se ha demostrado que esto produce una lesión traumática en el cabello que altera el ciclo de vida del mismo y puede llevar a una caída excesiva.

- Nutrición inadecuada:

Desde el punto de vista estructural, el pelo está formado básicamente por una proteína denominada queratina. Por ello, la ingesta diaria de proteínas es imprescindible. Pero no solo esto, estudios científicos han demostrado que la carencia de algunos elementos, como el hierro, o el exceso de otros, como la vitamina A, tienen incidencia directa en la caída del cabello. Por este motivo, una nutrición equilibrada y correcta es esencial para evitar la caída del pelo. En este punto, la aplicación de un tratamiento para cabello puede ser muy eficaz.

- El estrés:

También se ha podido demostrar que el estrés es un desencadenante muy importante de la caída del pelo. Su efecto no tiene por qué ser inmediato, de hecho suele ser visible después de unas semanas. En este punto, las técnicas de relajación pueden ser muy efectivas.

- Fármacos y tratamientos médicos:

Es de sobra conocido que algunos tratamientos médicos, como la quimioterapia, puede conducir a una caída del cabello total o parcial que se recupera totalmente tras su finalización. Pero lo mismo puede ocurrir con otra medicación o con el consumo de otros productos, como las esteroides anabólicos.

- Algunas enfermedades:

La diabetes, los problemas de tiroides o algunas enfermedades infecciosas del cuero cabelludo pueden conducir a la caída del cabello. De hecho, una caída de pelo que no tiene causa aparente puede ser una señal de alerta de la aparición de una enfermedad.

caída del cabello

La calvez en hombres y mujeres

Pese a que la calvez se ha considerado tradicionalmente como un problema que atañe solo a los hombres, lo cierto es que las mujeres se ven igualmente afectadas. Bien es cierto que la caída del pelo de las mujeres suele producirse en torno a la aparición de la menopausia, aunque todas las causas mencionadas precedentemente son también válidas.

La mayor parte de los hombres y mujeres que tienen problemas de crecimiento del cabello o cabellos muy delgados tienen muchas posibilidades de terminar padeciendo problemas de caída de pelo. Por ello, el cuidado del cabello resulta imprescindible en todo momento, así como la aplicación de un tratamiento adecuado que pueda tener efectos preventivos.

El origen de la caída del pelo masculino suele ser mayoritariamente genético. Estamos, pues, ante un tipo de calvicie no cicatricial androgénica, que se inicia con efectos poco visibles en la adolescencia y se hace más evidente en la etapa adulta por efecto de los andrógenos u hormonas masculinas.

El patrón de aparición de este tipo de calvez sigue un proceso definido de alteración del ciclo de crecimiento del pelo. Esta alteración, conocida como miniaturización implica que el pelo nuevo se va haciendo cada vez más lacio hasta llegar a atrofiarse.

En el caso de las mujeres

La calvez más evidente se produce en torno a la menopausia y en los años posteriores. Esto es debido a un tema hormonal, pues en este momento tiene lugar la disminución de los estrógenos u hormonas femeninas y el aumento de los andrógenos u hormonas masculinas. Estaríamos, por tanto, en un proceso similar al que conduce a la calvez de los hombres.

El patrón de aparición y crecimiento de la calvez de hombres y mujeres suele ser diferentes y en las mujeres nunca suele llegar a una desaparición total del pelo.

En los hombres, los primeros síntomas de calvez se aprecian en la línea frontal de implantación del cabello que va retrocediendo de forma gradual formando una especie de “M”. El proceso suele continuar con un patrón en forma de “U” que se produce a ambos lados de la cabeza.

Sin embargo, en las mujeres la caída del pelo se produce mayoritariamente en la zona alta de la cabeza y en la coronilla. Es muy poco frecuente que se produzca calvez desde la línea de implantación del pelo, aunque en algunos casos se puede producir una calvez difusa en todo el cuero cabelludo.

caída del cabello

El tratamiento del cabello más adecuado

Habida cuenta del alto grado de incidencia de la calvez en hombres y mujeres y de los efectos negativos para los que la padecen, es importante saber qué hacer para prevenirla.

Dado que en gran parte de los casos y siempre que se aplique un tratamiento de cabello adecuado, la caída del pelo puede ser reversible, es muy importante consultar con un especialista ante los primeros síntomas de aparición de problemas en el cabello.

Es imprescindible identificar la causa que está produciendo la caída del pelo para poder descartar una posible enfermedad y determinar el tipo de tratamiento del cabello más adecuado.

Tratamiento preventivo

La aplicación de un tratamiento preventivo que nutra el cabello adecuadamente y facilite el crecimiento del mismo es una medida muy aconsejable. Es muy importante actuar antes de que el proceso de caída del pelo ya esté muy avanzado, pues si las medidas de cuidado del cabello se toman demasiado tarde, puede ser que ya no sean efectivas.

En los casos en los que la situación de calvez es irreversible, se pueden llevar a cabo trasplantes de cabello. El trasplante es una pequeña intervención en la que se aprovecha pelo del propio paciente que todavía está en buenas condiciones y se implanta en las zonas en las que ya no hay pelo. Suele ser bastante eficaz, aunque presienta riesgo de infecciones y resulta mucho más caro que el tratamiento de cabello preventivo.

Y en situaciones en las que ninguno de los tratamientos indicados fuera posible, algunas personas recurren a las pelucas. Cabe destacar que actualmente se pueden encontrar pelucas de pelo natural de gran calidad que pueden contribuir a aminorar los efectos psicológicos negativos de la caída del pelo.

En cualquier caso, lo más recomendable es mantener el cabello cuidado, brillante y bien nutrido en todo momento. Ante la aparición de cualquier signo que pueda evidenciar la presencia de un problema del pelo, como pueden ser la caída excesiva del mismo, la falta de crecimiento o la pérdida de brillo, conviene actuar rápidamente. La mayor parte de los casos que se tratan a tiempo pueden ser reversibles, con lo que es muy importante actuar rápidamente.

caída del cabello

¿Ya conoces FERRANN?